Apr 26, 2018

En la actualidad la gente busca vivir más años, por lo que mejoran su calidad de vida en cuanto a alimentación. Los alimentos más populares son los naturales con un contenido alto en antioxidantes y nutrientes esenciales. Las semillas se han popularizado porque, aunque se ingieren en cantidades mínimas, su beneficio es enorme. A continuación, te decimos cuales debes de meter a tu dieta.

CHÍA

La chía es una semilla que proviene de una planta llamada Salvia hispánica. Este pequeño alimento es una fuente de proteínas y nutrientes entre los cuales se encuentran: las vitaminas B1, B2 y B3, fibra, magnesio, fósforo, zinc, potasio y Omega 3. Lo bueno de esta semilla es que tiene un sabor neutro que no se identifica con facilidad, entonces es muy fácil incorporarla a cualquier platillo dentro de tu dieta.

SÉSAMO

Estas semillas vienen de una planta originaria de África e India. Al comerlo puedes aportarle a tu cuerpo un alto contenido de grasas insaturadas como Omega 3, proteína, calcio y vitaminas. Son tan versátiles que se pueden comer tanto curdas como tostadas (en esta presentación su sabor se intensifica) y lo puedes poner como ingrediente en smoothies o para complementar tu arroz o un filete.

AMAPOLA

La amapola se ha popularizado en los últimos meses para los platillos dulces y horneados. Estos pequeños puntitos negros tienen muchas vitaminas como la B2, B3, B5, B6, C y un 20% de vitamina E que ayuda al sistema inmunológico por sus antioxidantes. La puedes agregar a cualquier tipo de pan, panqué y galleta, u otra presentación muy común es en cremas o ensaladas para darle un toque dulce. 

CALABAZA

Las semillas de calabaza tienen un alto contenido de calcio, magnesio, fibra, Omega 3 y 6. Además son una fuente de vitamina A y antioxidantes por lo que retrasan el envejecimiento. Si las comes crudas vas a tener un sabor semi-dulce que se produce por la calabaza, además si las horneas vas a intensificar su sabor. Puedes usarla para condimentar cualquier plato dulce o salado.

LINO

Las semillas de lino o mejor conocidas o como linaza se obtienen de la planta de lino, de la cual extraen tejidos para crear textiles. Su uso más común es para ayudar a controlar el peso y regular el tránsito intestinal, ya que tiene un alto contenido de fibra. También contiene magnesio, vitamina B1 y Omega 3, que ayudan a fortalecer el pelo y reducir el colesterol. Estas semillas tienen un sabor súper ligero por lo que sirve como un sustituto para granos que tienen gluten. Son ideales para cualquier pasta o masa, además de licuados.

Aunque la dosis que se ingiere de estas semillas es muy poca, pueden traerle grandes beneficios a tu cuerpo. Tu tarea está en descubrir nuevas tareas para incorporarlas en tu dieta.

En la actualidad la gente busca vivir más años, por lo que mejoran su calidad de vida en cuanto a alimentación. Los alimentos más populares son los naturales con un contenido alto en antioxidantes y nutrientes esenciales. Las semillas se han popularizado porque, aunque se ingieren en cantidades mínimas, su beneficio es enorme. A continuación, te decimos cuales debes de meter a tu dieta.

CHÍA

La chía es una semilla que proviene de una planta llamada Salvia hispánica. Este pequeño alimento es una fuente de proteínas y nutrientes entre los cuales se encuentran: las vitaminas B1, B2 y B3, fibra, magnesio, fósforo, zinc, potasio y Omega 3. Lo bueno de esta semilla es que tiene un sabor neutro que no se identifica con facilidad, entonces es muy fácil incorporarla a cualquier platillo dentro de tu dieta.

SÉSAMO

Estas semillas vienen de una planta originaria de África e India. Al comerlo puedes aportarle a tu cuerpo un alto contenido de grasas insaturadas como Omega 3, proteína, calcio y vitaminas. Son tan versátiles que se pueden comer tanto curdas como tostadas (en esta presentación su sabor se intensifica) y lo puedes poner como ingrediente en smoothies o para complementar tu arroz o un filete.

AMAPOLA

La amapola se ha popularizado en los últimos meses para los platillos dulces y horneados. Estos pequeños puntitos negros tienen muchas vitaminas como la B2, B3, B5, B6, C y un 20% de vitamina E que ayuda al sistema inmunológico por sus antioxidantes. La puedes agregar a cualquier tipo de pan, panqué y galleta, u otra presentación muy común es en cremas o ensaladas para darle un toque dulce. 

CALABAZA

Las semillas de calabaza tienen un alto contenido de calcio, magnesio, fibra, Omega 3 y 6. Además son una fuente de vitamina A y antioxidantes por lo que retrasan el envejecimiento. Si las comes crudas vas a tener un sabor semi-dulce que se produce por la calabaza, además si las horneas vas a intensificar su sabor. Puedes usarla para condimentar cualquier plato dulce o salado.

LINO

Las semillas de lino o mejor conocidas o como linaza se obtienen de la planta de lino, de la cual extraen tejidos para crear textiles. Su uso más común es para ayudar a controlar el peso y regular el tránsito intestinal, ya que tiene un alto contenido de fibra. También contiene magnesio, vitamina B1 y Omega 3, que ayudan a fortalecer el pelo y reducir el colesterol. Estas semillas tienen un sabor súper ligero por lo que sirve como un sustituto para granos que tienen gluten. Son ideales para cualquier pasta o masa, además de licuados.

Aunque la dosis que se ingiere de estas semillas es muy poca, pueden traerle grandes beneficios a tu cuerpo. Tu tarea está en descubrir nuevas tareas para incorporarlas en tu dieta.

Leave a Reply

All blog comments are checked prior to publishing